Seguidores

lunes, 12 de diciembre de 2011

¿Recuerdas cuando retozábamos entre las olas?
Vamos, otra vez, al cielo, llevame; cierra tus ojitos, mientras yo abro la boca y nos elevamos;
no somos dos muertes; renacemos en una y volamos. No mires abajo, cierra los ojos y siente

que se separa la tierra de tus ojos y separa los mios del papel, que no tengo la sed ardiente de tinta,
ya no me empapes de las hojas, quiero y ahogarme en tu piel, en las laderas que recorren tus cosquillas
estremeciéndose en cada una de mis esquinas, de mis rinconsitos escondidos que en la inmensidad del mundo, esperan quedos y tranquilos, sumidos en su letárgica tranquilidad de un ocaso.

Y sí jugamos una vez más a no tener pasado? Y sí nos olvidamos de que existen otros universos antes del nuestro? Invetemos al olvido, bebamos de él, por que en nosotros solo existe la memoria de la piel, que exuda besos hechando raíces al deseo.

No bajes la mirada, no me ocultes bajo tus ojos, si siempre habito en tu pupila, mira al cielo y no te pierdas,
que en la diatriba de un amor prohibido no sólo queda la ausencia, sigamos a la marea que pronto amanece, en una luna como esta, la marea nos tomara como sus hijos y no tendremos vuelta atrás....

Y sí ya no hay más espera, amor, qué más espera que esta ausencia y la distancia.....

3 comentarios:

  1. "Y sí ya no hay más espera, amor, qué más espera que esta ausencia y la distancia....."

    Awwww! grrr! Saludos, y la foto es en casa del escritor, Puebla. Bonitas líneas.

    ResponderEliminar
  2. Oiga, felices días.

    Siga escribiendo y siga viviendo.

    La quiero mi Zully.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Buenas! Nomas paso a saludar! :D :D

    ResponderEliminar