Seguidores

miércoles, 27 de julio de 2011

A mí dame tus manos,
moveré horizontes, eclipses, espacio, tiempo, te moveré,





me has construido la residencia en tu pupila,







¡Qué dicha de habitar en tí!



En cada respiración tuya, me encuentro yo,

con la boca en todas partes.






Y QUE NOS PERDONE EL SOL





peor para él si siente envidia de nuestra piel





Y QUE NOS ENVIDIE LA LUNA





si en ella retozamos acompañando el amanecer de los siglos
















De lo demás, tú no te preocupes.
De lo demás, el caos, lo hago yo.

1 comentario:

  1. Buen trabajo!!
    Un saludo. Te seguiré.

    http://estatuariosoleado.blogspot.com/

    ResponderEliminar