Seguidores

miércoles, 8 de junio de 2011

¿Y qué he de hacer yo?
Con esta ausencia trémula,
funámbula que habita en mis pilares
de tu adoración,

que no sólo agita
y calla.
Despierta
y tirita.

Juega y en su infinito retorno
no da tregua.
Inagotable guerrera del ocaso,
de la noche.
Regresa una y otra vez.

Ríe y ensordece,
calla y agita.
Y la trémula ausencia
danza en caída por la espalda
.
Resbala de sur a norte,
escala de norte a sur.

Ausencia maldita,
que oscurece el entendimiento,
inunda la primavera,
ennegrece los soles rojos

¿Qué fin hemos de compartir?
La maldita danza de ritornelo,
que me carcome
acostada sobre el cosmos
en cataléptica morada.

¿A dónde irás ausencia
trémula sin retorno,
cuando acaben mis días
y se extinga mi caos?

5 comentarios:

  1. Regreso a tu casa para volver a leer los bellos escritos que transmite tu corazón.
    y me quedo aquí.
    feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ausencia maldita,
    que oscurece el entendimiento,
    inunda la primavera,
    ennegrece los soles rojos

    Yo ayer vi al sol rojo, quizá no te hubiera gustado... quizá sí.

    Y esa maldita ausencia se va al lugar MENOS indicado... y no te deja dormir...

    ResponderEliminar
  3. La palabra funámbula de pronto se puso de moda :P

    ResponderEliminar
  4. Funámbula siempre ha sido una de mis palabras favoritas, quizá por mi naturaleza circense

    Caminar trémula, la vida al borde de un hilo de sangre, un eco de respiración.

    Nos debemos unos tequilas.
    Saque amigas

    Un besote, chula.

    Argelia.

    ResponderEliminar
  5. A mi siempre me ha gustdo como suena la palabra "funámbula", no sé de niña un día la escuche o leí, no sé y me gustó, cuando supe de su significado y su naturaleza me facinó, me evoca una figura hermosa.

    Salud y saludos !!

    Por supuesto que estamos pendientes con unos tequilas chula!!

    Un besote!!

    ResponderEliminar