Seguidores

sábado, 11 de junio de 2011

Espíritus de la noche…

Vengan espíritus noctámbulos, vengan,
los invoco yo, trapecistas de la noche,
acudan presurosos, raudos procedan.
El amanecer comienza, pronto termina mi hora.

Su presencia invoco, espero impaciente
que la noche acaba y mi letargo comienza.
No vivo más que la penumbra,
a la sombra del día agonizo.

No, no espero más a Eros,
los espero a ustedes, busco
a los espíritus de la noche,
que se cuelan en sueños y pesadillas.

No espero al amado, ni regresar al lecho herido.
Busco la mala compañía, las horas presurosas
para olvidar lo perdido, evitar el dolor,
ávidos acudan, no me hagan esperar.

Vengan ustedes, espíritus, escúchenme
que la horrenda mañana retorna,
vuelvan su atención a mis suplicas,
desfalleciendo voy,

pues se va anunciando el astro.
Se acurrucan sus rayos en mis ojos,
danza su brillo en mi piel,
me besan los labios cónyuges.

Despierto.

Nuevamente espero la luna, otra vez
y con ella sus demonios,

¡vengan, vengan!

Espíritus, llévenme lejos,
a donde me trague la muerte.

2 comentarios:

  1. "Lo he calumniado. Le he llamado el gato loco; he dicho que necesitaba un siquiatra. Me he burlado de él torpemente.

    En cuanto empieza a oscurecer, mientras la gata se acomoda en los sillones de la sala, el gato bizco comienza su ronda nocturna: da doce o quince vueltas alrededor, dentro de mi cuarto, pegado a las paredes, debajo de la cama, detrás del buró, con un itinerario fijo e insistente; luego sale al patio y se pasa toda la noche, pero toda la noche, dando vueltas y vueltas, maullando quedamente, lastimeramente, a un ritmo preciso, como buscando algo, alguien, tenazmente. El paso es veloz, su actitud alerta, inquisitiva.

    A las siete de la mañana, más o menos, se viene a dormir. Y así todos los días.
    Me preguntaba si se sentía prisionero, angustiado o qué. Hoy me he dado cuenta que es sólo un oficio: él patrulla la casa contra fantasmas, malas vibraciones y extraterrestres.

    De aquí en adelante le llamaré el patrullero de la noche, el vigilante del amanecer."

    Jaime Sabines

    (Salud por esos gatos. gracias por la visita)

    ResponderEliminar
  2. Zully, qué onda :) un gusto entrar a tu blog y que encontraras el mío. Te dejo un afectuoso saludo

    ResponderEliminar